GIGANTES: A 10 AÑOS DEL PRIMER CAMPEONATO.

Cuando la celebración de los jugadores apenas empezaba de un lado a otro en el terreno de juego, el comandante de policía aseguraba la pequeña puerta de ingreso al campo y preguntaba con apuro: ¿dejo que entre la gente a celebrar?. La respuesta del fotógrafo fue contundente: ¡Claro, esto es también de ellos!

Eran las 8:20 de la noche del domingo 27 de agosto de 2006 cuando el bateador Alejo García conectaba una rola que tomó cargado a su izquierda el propio pitcher Manuel Reyes Villalva; él mismo tocó al corredor para que se registrara así el tercer out del cuarto juego de la Serie Final, y los Gigantes de San Felipe se alzaban con su primer campeonato en la historia de la Liga del Río Sonora.

San Felipe lograba así el título en cuatro juegos, dejando sin oportunidad a los Chiltepineros de Baviácora que buscaban obtener el tercer campeonato consecutivo.

Esta fue la nota de prensa que se generó en ese entonces y se publicó en este espacio para reseñar la hazaña del primer campeonato de los Gigantes hace una década:

GIGANTES DE SAN FELIPE, NUEVOS CAMPEONES DEL RIO SONORA

  • PRIMER TITULO EN VEINTE AÑOS EN LA LIGA
  • ARREBATAN EN CUATRO JUEGOS EL TITULO A BAVIACORA
  • DERROTAN A LOS CHILTEPINEROS: 7-5 Y 12-5 LOS MARCADORES

28/agosto/2006. Los Gigantes de San Felipe le dieron ayer a su gente el máximo regalo que se le puede otorgar a una afición beisbolera: el título de campeonato y lo consiguieron jugando una gran pelota, llevando la unión, la garra, la armonía del equipo al terreno de juego.

El partido número tres de la serie final 2006, con ventaja de 2-0 para San Felipe, dio inicio a las 11:30 de la mañana y rápidamente los Gigantes se fueron al ataque.

José Antonio Mungaray abrió con hit a los lanzamientos del estelar Francisco Salazar, “el Kilachi”. Rápidamente, Mungaray se estafó las dos bases, Enrique Reyes recibió base por bolas, David Arredondo impulsó la primera con hit y después Marco Antonio Reyes “el peligro”, empujó la segunda con profundo hit al central.

Hit de Manuel Reyes marcó la salida del “Kilachi”, quien solo pudo sacar un tercio y dejó la caja llena. Arturo Heredia, el mánager chiltepinero, quien a toda costa buscaba ganar el juego número tres, -el primero para su causa- se trajo a otro abridor estelar, Julián Córdova, quien detuvo la ofensiva de los Gigantes, aunque David Arredondo anotó la tercera carrera en bola ocupada.

En la segunda entrada, Mungaray y Enrique Reyes abrieron con hit, ambos anotaron: Mungaray con doble errror en tiro del catcher y mal tiro del jardinero central, y Reyes con hit de Alonso Nido... y el juego se ponía 5-0.

En la tercera entrada, otra vez Mungaray con hit se trae a Jesús Villa al pentágono con la carrera número seis, marcando la salida del pitcher Córdova; Victor Hugo Murrieta se hizo cargo del diamante.

En la quinta, el veterano Marcos Herrera saca la casta por Baviácora e inicia con hit ante los lanzamientos del abridor Alonso Nido. Alonso sacó dos outs, pero Alejo García, Carlos Montes y Luis Navarro le ligaron hits, poniendo el juego 6-2. En el cierre de la sexta San Felipe anotó una más: Mungaray recibió base por golpe, se robó segunda y tercera para su cuarto robo de la mañana y anotó con elevado al central de Javier Velarde.

Baviácora se fue con todo al ataque en la séptima: hit de Alejo García, dobletes ligados de Carlos Montes y Luis Navarro pusieron el juego 7-4. Le siguió Jorge Luis Rentería con un largo hit contra la barda del jardín izquierdo anotando Navarro la quinta carrera.

Llegó la novena entrada con un final cardiaco: Alejo García dio la voz de ataque con hit; Carlo Montes le siguió con otro, y Alonso Nido le cedió la loma al “peligro” Reyes. Recibió a Luis Navarro con golpe y se llenaba la caja, pero después poncharía al peligroso cuarto bat Jorge Rentería, en un out de oro. Seguidamente, Elmer Santacruz sacó una línea a la segunda finalizando el juego con un dramático doble play.

El CUARTO JUEGO, EL DEL CAMPEONATO CON EL PITCHER JOSE LUIS AGUILAR

En el juego vespertino, el mánager de los Gigantes Julián Ugalde Padilla, le dio la bola al pitcher José Luis Aguilar, en el juego más importante de su vida, el del campeonato.

Eran 26 años de espera para Aguilar y por fin llegaba la oportunidad. Para su confianza, rápidamente su equipo le dio la ventaja:

José Antonio Mungaray abrió con hit, Enrique Reyes lo imita y Mungaray anota en un tiro del catcher a segunda que nadie cubrió; Roman Córdova, el abridor de Baviácora, le dio base por bolas a Marco Antonio Reyes, y en una jugada de doble robo, Enrique Reyes pone el juego 2-0. En la tercera los Gigantes aumentaron el marcador con un doblete productor de dos carreras de Rafael Ballesteros y Javier Velarde impulsó la quinta anotación.

Baviácora rompió el cero en la cuarta entrada, cuando Marcos Herrera pegó de hit y se trajo a Luis Navarro a la registradora.

En la quinta entrada y ya con el marcador 7-1, sale de la loma Julián Córdova y viene por la revancha Francisco Salazar, el “Kilachi”, pero le volvieron a dar con todo.

Para la sexta San Felipe ganaba 10-1. La séptima se inició con un aviso del sonido local: Marcos Herrera, un ícono de los Chiltepineros de Baviácora, una leyenda del béisbol regional, anuncia su retiro; ovación general del graderío en reconocimiento a una gran trayectoria. La despedida con un abrazo de sus compañeros de ambos equipos no se hizo esperar.

Baviácora tuvo su última reacción en la octava con cuadrangular de tres carreras de Elmer Santacruz: 10-5, y fue todo para José Luis Aguilar, para dar paso al cerrador Manuel Reyes, parando en seco la tardía reacción chiltepinera.

Dos carreras más en la octava de los Gigantes pusieron el marcador definitivo de 12 -5.

Y en la novena, Reyes retiró sin novedad, para que a las 8:25 de la noche de ese domingo 27 de agosto de 2006, jugadores y público asistente iniciaran la celebración del primer campeonato de los Gigantes de San Felipe.

Pueblos del
Río Sonora