PICHEO A LA MEDIDA: URES EMPATA LA FINAL Y VAN AL SEPTIMO DECISIVO.

Con pitcheo que “tomó la medida” al bateo contrincante, permitiendo sólo cuatro anotaciones en las últimas 27 entradas,  los Medias Rojas de Ures han alcanzado y empatado a tres juegos la Serie Final por el título 2016 a los Gigantes de San Felipe, y la disputa acabará en el séptimo encuentro, el domingo 10 de julio.

Y si se habla de este factor, el pitcheo, la figura es el refuerzo José  Angel Rendón, campeón del rol regular con Banámichi, quien ha emplazado para Ures la confrontación final con dos triunfos y un juego salvado.

Con la serie 3-1 a su favor, los Gigantes, llegaron al estadio “Raúl Figueroa Romero” con la confianza de ganar uno para coronarse, pero no; con trepidantes encuentros, los campeones de los últimos tres años se negaron a ceder la corona e hicieron regresar la serie final a San Felipe, empatada a 3.

En el primero de la jornada del  domingo tres de julio, en Ures, los Medias Rojas asaltaron pronto la registradora cuando el aguerrido Judas Contreras Gamboa, primero en la alineación, abrió con imparable ante Josué Selenis Sena, y anotó con sencillo del receptor Jesús  “Jessy” Rivera Chaparro.

Por gotero siguieron llegando otras tres: una en la cuarta  con cuadrangular de Jorge Mario Sainz Bustamante, batazo estrellado en la pizarra del jardín central;  una más en la séptima mediante combinación de toques de bola, errores y un hit,  y la cuarta anotación se dio en la octava, iniciada con base por bolas. El cuadrangular de Sáinz es el  primero que recibe el derecho dominicano desde su incursión en el mes de marzo, a la Liga del Río Sonora con San Felipe.

Del lado contrario, poco pudieron hacer los visitantes ante el lanzador Martín Huerta Domínguez, quien a pesar de tener amenazas de anotación en las cuatro primeras entradas, solo toleró una en le tercera, lograda con hit de Issac Mendoza García y doble productor de Carlos Montaño Galindo, y una más en la séptima cuando otorgó base por bolas a Armando Aguilar Villaescusa; Jorge Duarte Martínez lo avanzó con toque de sacrificio, avanzó a tercera en pisa y corre y anotó con lanzamiento descontrolado.

En la apertura de la octava, luego de un hit de Heroldo Bórquez Estrada sobre Martín Huerta, el manager José Alfredo Salcido Munguía buscó asegurar la victoria para continuar con vida en la serie y trajo al relevo al refuerzo abridor José Angel Rendón, quien retiró en orden el resto del encuentro y dejar intacto el marcador 4-2 en favor de Ures.

Huerta ganador, lanzó para siete entradas, seis hits, cinco bases  y seis ponches, mientras que el derrotado Selenis, lanzó siete entradas, le dieron siete hits y ponchó a seis.


EL EMPATE LLEGA CON RELEVO SORPRESA

En el segundo de la jornada, sexto de la serie, bastó una entrada para que los tricampeones Medias Rojas se enfilaran a la victoria  que les daría el empate a tres en la serie final, con José Angel Rendón ahora como abridor.

Y aunque no estuvo tan efectivo, -otorgó ocho bases por bolas en seis entradas- se llevó el triunfo, rescatado por  relevos de Adrián Montijo y  por el jardinero zurdo, implementado como pitcher, Rigoberto Saavedra Martínez.


Las tres anotaciones de Ures llegaron en la cuarta entrada con una combinación de dos hits  y el descontrol del abridor  y derrotado David Estrada Varela. Los Gigantes lograron la única carrera en la sexta desaprovechando una gran oportunidad de más anotaciones en ese episodio, en el que después de dos outs, Rendón regaló cuatro pasaportes consecutivos. Adrián Montijo  vino al relevo y cortó las aspiraciones con ponche a Armando Aguilar.

En la octava, cuando los visitantes amenazaban de nuevo con dos outs y dos hombres en base, desde el jardín izquierdo bajó el zurdo Rigo Saavedra para dominar a Armando Aguilar  y apagar aspiraciones en ese capítulo. Para mayor sorpresa, cerró la novena con ponches consecutivos a Isaac Mendoza y a Alejandro Aguilar, tercer y cuarto bats de los Gigantes.

En la implementación del  relevo de Saavedra, mientras calentaba, el mánager Salcido Munguía fue expulsado por reclamos al ampáyer Iván Escalante. El experimentado timonel permaneció en la caseta.

 

Pueblos del
Río Sonora