GIGANTES, RADIOGRAFIA DE LA TEMPORADA 2015

  • Terminan con 11 derrotas seguidas, tres en playoff
  • Ures, de nuevo el verdugo en postemporada
  • Altas expectativas primero; decaen en segunda vuelta

No es que la historia se repita como con Arizpe el año pasado, pero otra vez, cuatro cuadrangulares de la artillería urense ante un endeble pitcheo y un diezmado equipo local, marcaron de nuevo la diferencia y sellaron la eliminación de los Gigantes de San Felipe en el primer playoff de la 46 temporada 2015, el pasado domingo 21 de junio.

Fue en el tercero, de una serie contemplada a cinco juegos, con el estelar lanzador Martín Huerta en la loma, (9-0 en ganados y perdidos este año) cuando por el mero centro del estadio “Miguel Quintanar Méndez” los bats de los Medias Rojas, Ossiel Munguía (receptor y campeón jonronero de la temporada) y de Jesús Villa Romo, tronaron con dos panorámicos cuadrangulares cada uno para dar la puntilla al equipo de la franela naranja y gorra negra. Antes de la novena, las esperanzas no morían cuando también sonaron los estacazos de Leonel Aguilar y David Acosta, que daban visos de que los Gigantes no querían morir ahí… pero no fueron suficientes y al final los campeones temporada pasada y líderes indiscutibles en todo el rol regular, se impusieron 10 a 7.

En el inicio de la serie un domingo antes, los Medias Rojas se habían impuesto en los dos encuentros con marcadores de 8-2 y 5-4. En gran medida, fue el segundo juego el que marcó el rumbo de la serie y envío a los suelos los ánimos de los Gigantes, pues tras ir ganando 4-1 en la séptima entrada, fueron alcanzados y superados en la octava ante el derrumbe del pitcheo, que fue una constante en la segunda vuelta del rol regular, tras el abandono al equipo de al menos tres de los seis lanzadores confiables.

DE LO SUBLIME A LO RISIBLE…

Con una directiva respaldada por ciudadanos y aficionados; por un grupo entusiasta de mujeres jóvenes y señoras, y esta vez, con un poco más de apoyo de parte el Municipio, el club Gigantes logró integrar un buen equipo con jugadores locales, complementado por invitados de Hermosillo, así como de Ures y Pueblo de Álamos, modalidad autorizada por la Liga ante la falta de elementos locales.

San Felipe tuvo una actuación afortunada en la primera mitad de temporada pues con divisiones continuas y solo una doble derrota, se ubicó en el tercer logró del standing empatado con Aconchi, al alcanzar ocho triunfos y seis derrotas.

También inició con el pie derecho la segunda vuelta, al lograr divisiones seguidas con buenos encuentros con los equipos de Banámichi y Arizpe, registrándose el cambio de mánager luego de enfrentar a los Halcones de Banámchi, con la salida de Ramón Tinoco Blanco y la designación de David Acosta Contreras, en la responsabilidad de mánager- jugador. A partir de entonces se empezó a escribir otra historia: A pesar del esfuerzo del nuevo mánager, todo lo que vino en el terreno fueron derrotas y éstas también se reflejaron hasta en el papel, pues se perdieron los dos encuentros con los Mineros de Huépac, por “forfeit”, equipo vecino que no había logrado una sola victoria en 22 encuentros. Ante San Felipe, Huépac obtuvo los dos sin salir de la banca, por la escasa asistencia y desinterés de los jugadores de los Gigantes. Sólo ocho jugadores se presentaron al momento de arranque normal del juego.

Sin contar que el equipo de Rayón anunció que no se presentaría en San Felipe en la última jornada del rol regular, los Gigantes acumularon entonces 11 derrotas consecutivas, incluyendo los tres últimos juegos de playoff ante Ures.

En el último encuentro de esta serie que marcó para San Felipe el fin de la temporada, solo se presentaron al equipo 11 jugadores, algo que fue una constante en la recta final.
Así, no se puede.

LO QUE OPINAN LOS JUGADORES…

En una breve encuesta aplicada por escrito al grupo de jugadores que asistió al último encuentro de la temporada, (11, incluyendo al coach, de un total de 25), se desprende en un 100% que para ellos la temporada no fue un fracaso y que todos volverían al equipo si se les pide. Un 70% considera que el desempeño del equipo Gigantes fue “bueno” y un 80 % asegura que en lo personal se sintió muy bien y también así lo trataron.

Asimismo, un 60% estableció que se les debe apoyar económicamente a todos los jugadores del equipo, mientras que el resto señaló que sólo debe hacerse en ciertas ocasiones. En este mismo tema, el 90 % manifestó que esto (el apoyo económico) funcionaría mejor si se otorga por desempeño de cada jugador.

Un 50 por ciento de los encuestados consideran que el Municipio es quien debe financiar los gastos que ocasiona el equipo en su participación en la Liga, mientras que la otra mitad cree que debe haber una unión entre autoridades, comunidad y particulares con empresas para su financiamiento.

Finalmente, acerca del trabajo de la directiva, el 60% lo catalogó como bueno y el 40% como muy bueno. A la pregunta “¿De quién crees que fue la mayor responsabilidad del desempeño del equipo esta temporada?”, un 70% dijo que es de todos, un 25% consideró que fue responsabilidad sólo de los jugadores y un 15% (un jugador) aseguró que fue responsabilidad de la directiva del club.



Pueblos del
Río Sonora